Mantén tu piel perfecta con estos tips

Mantén tu piel perfecta con estos tips. El cuidado de nuestra piel es elemental para conservar la belleza, y la armonía estética en nuestros rostros. El sol, la contaminación, los problemas genéticos configuran serios retos diarios para nuestro rostro, pero no te preocupes; aquí te diremos como mantener tu piel perfecta en sencillos pasos.

Aunque pocas personas saben, la piel es un órgano de nuestro cuerpo, de hecho, es el órgano más grande que tenemos los humanos. Todos los días, nuestra piel deben soportar los rayos UV, la crueldad del clima y el ambiente externo, que bastante polución maneja; por lo anterior es vital emplear medidas de limpieza y conservación, para tener siempre una piel radiante.

Lastimosamente, y pese a la importancia de este órgano para nuestro cuerpo, las personas no suelen darles mucha importancia a las rutinas de skincare, pues consideran que la preservación de los tejidos, es secundario, y no configura una necesidad esencial.

Si quieres tener una piel de porcelana, entonces sigue estos consejos

  • Rutina de aseo diaria

Con el contacto natural del sistema contaminado, es normal que las personas, especialmente aquellas que viven en grandes urbes, padezcan de acumulación de suciedad en los poros. Efecto que es sumamente contraproducente, pues es está obstrucción de los folículos es una de las principales causas de la aparición de acné, e infecciones en el rostro de las personas.

Con respecto al aseo de nuestra piel, lo recomendado por los dermatólogos es limpiar dos veces al día (mañana y noche) pero siempre teniendo en cuenta, las indicaciones de cuidado para cada tipo de piel, ya sea seca, mixta o grasosa. Una última recomendación de los profesionales, es no aplicar productos muy fuertes, que puedan modificar agresivamente el pH de nuestra dermis; por lo anterior, no es conveniente aplicar cualquier tipo de producto genérico sobre nuestro cutis.

  • Importancia de la hidratación

Sin duda alguna, el pilar del cuidado de nuestra piel es la retención de buena cantidad de líquidos en nuestro organismo. La hidratación del cutis puede venir en doble vía, ambas iguales de importantes para la oxigenación de nuestra piel.

Primero, la forma de hidratar la piel puede venir de manera externa, la cual consiste en aplicas cremas o sérums que revitalicen y ayuden a la correcta coagulación de sangre y lípidos en nuestra piel. Es fundamental entender que, no a todas las partes del rostro se le deben dar los mismos tratos; los labios y los contornos de ojos son zonas sumamente delicadas, que dependen de un trato especial.

Los lugares como las rodillas, codos, pies son zonas donde se presenta una resequedad extrema, por lo que es necesario una continua y abundante hidratación de cremas que ayuden a preservar la piel correctamente humedecida.

Para zonas como los labios, es fundamental el uso de bálsamos hidratantes como las mantecas aromáticas, y labiales humectantes.

Conjunto a la hidratación externa que se mencionó, la segunda forma de mantener el cuerpo en condiciones óptimas, es mediante la realización de actividades físicas y la ingesta de cantidades adecuadas de agua, de manera diaria. Así, se complementan las dos formas de condicionar los niveles moleculares de H2o en nuestros organismos.

  • Uso diario de protector solar

Con los anteriores pasos, debe hacerse un acompañamiento (quizá el más grande); pues como es bien sabido, la exposición intensa al sol puede envejecer, marchitar y provocar manchas en la piel. El uso diario y adecuado, de protección solar puede prevenir hasta el 80% de los rayos UV que impactan la dermis humana.

Es conveniente usar protectores solares especializados de acuerdo a las áreas de aplicación y uso. El primero debe ser específico para el rostro, y debe cumplir con todas las indicaciones y requerimientos de los profesionales. Con respecto al segundo protector que debería usarse, este puede ser incluso de una calidad inferior, pero de igual manera debe proteger el resto del cuerpo (torso, cuello y brazos) de los rayos del sol.

Cuidados periódicos

De manera conjunta a los cuidados diarios, es recomendable hacer semanalmente procesos de exfoliación no invasiva, mascarillas naturales con ingredientes que contengan antioxidantes, para reafirmar, limpiar y desintoxicar nuestro cutis.

  • Hábitos preservativos de la piel

Sumado a todo lo anterior, la buena alimentación, las practicas saludables y el descanso adecuado, son componentes esenciales para tener siempre una piel hermosa. Recuerda que el consumo excesivo de alcohol, la alimentación con cantidades exorbitantes de grasa y azúcar y la falta de un correcto descanso, nos impiden lucir la piel hermosa que deseamos.

Es importante que acudas ante un dermatólogo, ante casos muy severos de afectaciones a la piel; nunca es recomendable la automedicación, y siempre es una buena idea acudir ante profesionales, cuando tenemos grandes desafíos en nuestra salud

Artículos de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *